Determinar el apetito de riesgo de su empresa es fundamental para el éxito de la organización. El apetito de riesgo es lo que da a la alta dirección los límites necesarios para gestionar la exposición al riesgo de arriba abajo.

El reto, sin embargo, es que la definición de "apetito de riesgo" es muy debatida entre los dirigentes de las empresas. Las definiciones vagas y a menudo contradictorias hacen que sea extremadamente difícil llegar a un consenso para empezar a evaluar el apetito de riesgo de una organización, por no hablar de comunicarlo.

Para ayudar a disipar esta confusión, he aquí una definición clara y una explicación de cómo conectarla con la estrategia de su organización.

¿Qué es el apetito de riesgo?

El apetito de riesgo es la cantidad de riesgo que una organización está dispuesta a aceptar para alcanzar sus objetivos estratégicos. En términos más sencillos, es la cantidad de riesgo con la que se está dispuesto a vivir y la cantidad de riesgo que habrá que gestionar mientras se persiguen los objetivos de la empresa.

Una organización con un mayor apetito de riesgo está dispuesta a asumir una mayor incertidumbre a cambio de la posibilidad de un mayor crecimiento. En cambio, una organización con menor apetito por el riesgo está dispuesta a sacrificar algo de crecimiento a cambio de más estabilidad.

Los requisitos normativos y legales también pueden ser un factor. Las organizaciones de servicios financieros, por ejemplo, deben mantenerse dentro de los límites de riesgo establecidos por los reguladores. Las organizaciones sanitarias deben tener en cuenta la normativa, así como las prioridades en materia de seguridad del paciente, a la hora de determinar su capacidad de riesgo.

El apetito de riesgo responde a la pregunta: "¿Qué riesgos estamos dispuestos a asumir, y cuáles son los beneficios de asumir estos riesgos?

Como analogía, imagine a dos personas en una canoa remando por un río. Un remero puede remar más rápido mientras el otro rema más despacio. Uno puede querer evitar un rápido mientras que el otro puede querer ir a toda velocidad. Sin una planificación y comunicación adecuadas, los remeros pueden encontrarse moviéndose en círculos o, peor aún, dirigiéndose directamente hacia un desastre.

El apetito por el riesgo permite a las organizaciones funcionar menos como dos remeros aficionados y más como un equipo de remo muy concentrado. En este escenario, todos están perfectamente coordinados y comprenden su objetivo y lo que están dispuestos a hacer para lograrlo.

¿Por qué es importante definir el apetito de riesgo?

Toda organización está formada por personas, y cada una de ellas tiene su propia forma de evaluar y responder al riesgo. Estas diferentes percepciones también varían según la función. Los directivos de un departamento pueden ser muy reacios al riesgo, mientras que los de otros departamentos pueden ser muy tolerantes al mismo.

Con un sistema bien definido declaración de apetito de riesgoSi la empresa no se encuentra en una situación de emergencia, puede proporcionar barandillas claras para todas las áreas funcionales, de modo que todo el mundo esté en la misma página. Esto da como resultado:

  • Mejor gestión y comprensión de la exposición al riesgo
  • Decisiones más informadas y basadas en el riesgo
  • Asignación más inteligente de los recursos en función de la relación riesgo/beneficio
  • Mayor transparencia para las partes interesadas, los inversores, los reguladores y las agencias de calificación crediticia

En resumen, cada responsable de la toma de decisiones sabe qué medidas debe tomar para lograr un objetivo sin salirse de las tolerancias de riesgo establecidas. Por ejemplo, si el centro de contacto de una marca nota un pico de ausencias de los empleados, el gerente sabrá cuándo cambiar los horarios y los equipos para evitar un golpe a las métricas de rendimiento. Otro ejemplo es que si un sistema tecnológico falla, el departamento de TI sabrá cuántas horas tiene para arreglarlo antes de que la interrupción empiece a afectar gravemente a los clientes o a los ingresos.

Cómo conectar el apetito de riesgo con la estrategia

El desarrollo del apetito de riesgo debe coincidir con la estrategia y los planes de negocio; de lo contrario, las opiniones sobre la estrategia y el apetito de riesgo pueden entrar en conflicto. Para tener éxito, las organizaciones deben adoptar un enfoque de la propensión al riesgo basado en la estrategiaLa definición de la misión, la visión, los valores y los objetivos estratégicos de su organización. Considere:

  • La posibilidad de que un objetivo no se alinee con la misión y la visión
  • Consecuencias de la estrategia elegida
  • Estrategia de riesgos y resultados

Trabaje con los altos directivos y los miembros del consejo de administración para profundizar en los factores que determinan su apetito de riesgo en relación con sus objetivos. Haga preguntas como:

  • ¿Cuál es la naturaleza del objetivo? ¿El objetivo es evitar o aceptar el riesgo?
  • ¿Cuál es nuestra tolerancia a la volatilidad? ¿Cómo reaccionaríamos si los indicadores clave de rendimiento relacionados con el objetivo dieran frecuentes saltos?
  • ¿Cuál es la prioridad del objetivo? ¿Qué importancia tiene para lograr nuestra misión y visión?
  • ¿Qué estamos dispuestos a compensar con otros objetivos? Si el objetivo entra en conflicto directo con otros objetivos, ¿cómo queremos que se comporten los responsables de la toma de decisiones?
  • ¿Aceptamos la posibilidad de fracasar? Si no logramos el objetivo, ¿cómo podemos convertirlo en un éxito (lecciones aprendidas, innovación, otros avances, etc.)?

A partir de ahí, puede conectar su apetito de riesgo con riesgos, objetivos y estrategias específicos.

Incluya cualquier riesgo que ponga en peligro la capacidad de la organización para alcanzar sus objetivos, así como las estrategias para afrontarlo. Una visión cualitativa de la tolerancia ofrece a los equipos una forma medible de abordar estos objetivos. Una forma de iniciar el debate es mediante una matriz similar a esta:

Nombre Filosofía Tolerancia para
Incertidumbre
Elección Trade-Off
5 Abrir Asumirá riesgos justificados Totalmente anticipado Elegirá la opción con mayor rendimiento; aceptará la posibilidad de fracasar Dispuesto
4 Flexible Asumirá riesgos fuertemente justificados Esperen algunos Elegirá poner en riesgo pero gestionará el impacto Dispuesto en las condiciones adecuadas
3 Cauteloso Preferencia por un parto seguro Limitado Aceptará un número limitado de beneficios y los superará con creces Prefiero evitar
2 Minimalista Extremadamente conservador Bajo Sólo se aceptará si es esencial y se limita a la posibilidad/extensión del fracaso Con extrema reticencia
1 Aversión "Sagrado" - Evitar el riesgo es el objetivo principal Extremadamente bajo La opción de menor riesgo siempre Nunca

Uno de los beneficios más significativos de este enfoque es la transparencia que se deriva de la comunicación del apetito de riesgo. Al provocar un debate y una comunicación estratégicos entre las partes interesadas y la dirección, la cultura de la empresa puede empezar a cambiar, y usted puede empezar a cerrar las brechas entre el comportamiento y las acciones objetivo de sus dirigentes.

Dónde puede ayudar la tecnología

Incluso después de definir su declaración inicial de apetito por el riesgo, no ha terminado. El apetito de riesgo no es estático, sino que varía con el tiempo. Las organizaciones deben seguir evaluando el apetito de riesgo en función de las circunstancias, los recursos, las habilidades y las tecnologías o los sistemas actuales. Para ser eficaz, el apetito de riesgo debe ser más que una declaración de política. Debe estar plenamente integrado en el proceso de gestión de la exposición al riesgo, y para ello se necesita la tecnología adecuada.

Un software avanzado de gestión de riesgos puede hacer que la documentación y el seguimiento del apetito de riesgo sean más fáciles, rápidos y rentables. El software de gestión de riesgos integrado recopila toda la información relacionada con el riesgo en un solo lugar, lo que ofrece a los líderes y a los profesionales del riesgo una fuente de verdad para ver los impactos del riesgo y evaluar las acciones en términos del apetito de riesgo general de la organización.

Con la tecnología actual de gestión de riesgos integrada, los gestores de riesgos pueden asignar la propiedad de los mismos, lo que hace que los responsables de la toma de decisiones rindan cuentas. Cuando se ha superado el apetito de riesgo, el sistema puede anticipar y abordar los problemas que impulsan el cambio de comportamiento y la comunicación en toda la organización.

Y con una visión de 360 grados, puede visualizar dónde se cruzan los riesgos y su impacto colectivo en la organización.

Las organizaciones necesitan asumir riesgos para tener éxito. Pero el riesgo no puede quedar sin control. Establecer el apetito de riesgo es un elemento crítico de la toma de decisiones, la planificación estratégica y el gobierno corporativo. Determinar el apetito de riesgo requiere un enfoque orientado a la estrategia que implica discusiones profundas con la dirección, los miembros del consejo de administración y las partes interesadas. La tecnología adecuada puede ayudarle a encontrar y mantener el equilibrio adecuado entre riesgo y recompensa. Podrá satisfacer su apetito de riesgo sin temor a excederse.

Para saber más sobre cómo la tecnología integrada puede ayudar a aplicar el apetito de riesgo, descargue nuestro libro electrónico, Conquistar el nuevo mundo del riesgo con la gestión integrada de riesgos.