El problema: Mantener unos estándares de seguridad impecables era un reto para un gran fabricante y minorista de juguetes, ropa y otros productos. La empresa gestiona cientos de tiendas que se construyeron en épocas distintas, tienen diseños diferentes y ubicaciones distintas para los equipos de seguridad, como los extintores. Para complicar las cosas, las tiendas de la empresa fueron adquiridas por otro minorista, que las gestionó en virtud de un acuerdo de licencia hasta que los propietarios originales volvieron a comprar la mayoría de las tiendas unos cuatro años después. Aunque no eran necesariamente inseguras, las tiendas abiertas durante ese periodo no se ajustaban a las normas de diseño de la empresa. La empresa quería coordinar las normas de seguridad en toda la cadena cuando volviera a adquirir las tiendas.

Solución: La empresa comenzó a realizar visitas sobre el terreno para auditar la seguridad en sus tiendas. Los representantes de su compañía preguntan al gerente de la tienda una serie de preguntas de tipo "sí" y "no", así como preguntas abiertas. ¿Están los extintores cargados y actualizados? ¿Están los aspersores a la distancia correcta de los productos? ¿Dispone la tienda de un kit de preparación para emergencias totalmente abastecido? ¿Los miembros del personal levantan las cajas de mercancía de forma correcta para reducir el riesgo de lesiones? El auditor introduce las respuestas, así como fotos y vídeos, directamente en Riskonnect ClearSight. El software permite a la empresa ponderar ciertas preguntas más que otras para reflejar con precisión sus normas de seguridad. Por ejemplo, si se contestan ciertas preguntas de manera no conforme, esa tienda podría recibir una puntuación deficiente.

Resultados: La empresa realiza anualmente cientos de auditorías de seguridad en sus tiendas, y los resultados muestran que el programa está funcionando bien. En el primer año del programa, las puntuaciones de seguridad mejoraron y las reclamaciones disminuyeron. Algunas tiendas incluso obtuvieron la máxima puntuación posible en sus auditorías de seguridad, lo que provocó llamadas de felicitación de los ejecutivos. Las tiendas que no obtuvieron tan buenos resultados recibieron una lista de recomendaciones sobre cómo mejorar. Los datos recogidos por ClearSight permiten a los ejecutivos de la empresa identificar las tendencias de seguridad en toda la cadena y realizar cambios a gran escala en las operaciones y el mantenimiento, si es necesario. De hecho, el programa de evaluación de la seguridad está funcionando tan bien que la empresa se está planteando extenderlo a otras divisiones.